MI ESPACIO
AQUI SE QUEDAN LAS IDEAS

METODOLOGIA PARA LA ENSEÑANZA DE LA LENGUA MATERNA

 
Metodología y Técnica para la Enseñanza de la Lengua Materna y el Desarrollo de la Expresión
 

 
Lic. Úrsula Acosta Barrera
 
 
Introducción
 
         Las dificultades en la enseñanza de la Lengua Materna ha sido una preocupación de los docentes, padres y otras entidades comprometidas con el desarrollo educativo del país. Esto obedece principalmente a los bajos resultados obtenidos en la alfabetización de la población.
 
         Esta realidad fue el acicate principal para la propuesta de fórmulas que faciliten, propicien el uso de la Lengua Materna para desarrollar en los sujetos las competencias que le permitan aprender a servirse de su lengua.
 
         Por ese motivo se presenta un ensayo titulado: Metodología y Técnica para la enseñanza de la Lengua Materna y el desarrollo de la expresión. El cual es una de las tantas sugerencias en torno al tema en cuestión.
 
 
Desarrollo
         El salón de clases debe ser un espacio de comunicación lingüística entre profesores y alumnos. Así lo asume la nueva visión de la enseñanza de la Lengua Materna, puesto que entre los actores del proceso se produce un constante flujo de estímulos y respuestas exteriorizadas a través de los actos comunicativos.
 
         Esa perspectiva, funcional y comunicativa ve la lengua tal como las personas hablan, piden, oyen, escuchan en diferentes situaciones y con diversos propósitos en el ámbito social.
 
         De ahí que se recomienda aplicar una metodología participativa, o sea, propiciar actividades basadas en el uso de la lengua.
 
         Esta es una concepción pragmática cuyo objetivo es desarrollar en los alumnos las distintas competencias que le permitan aprovechar todas las posibilidades que le ofrece su Lengua Materna para desenvolverse en las diferentes situaciones cotidianas. En otras palabras, aprender a servirse de la lengua en forma eficaz. Por ejemplo, entender las instrucciones de un catálogo para armar un equipo, llenar el formulario en el banco, ver las fechas de los productos comestibles, etc…
 
         En este marco el docente juega un papel estelar en la conducción de su labor, puesta que el éxito va a depender de la metodología y técnica para la enseñanza de la lecto-escritura, el desarrollo de la expresión oral, el conocimiento del mundo entre otros aspectos. Ante esas premisas se recomienda aplicar la siguiente metodología.
 
         Los métodos seleccionados por los maestros deben partir de la acción: Que él o las alumnas y alumnos se expresen, hablen, opinen de lo que conocen y comprenden. Puede ser de lo vivido por él en el seno de la familia o en el círculo de amigos. Como es natural, esto posee un valor afectivo con el que se sentirá identificado.
 
         Esa situación de diálogo y comunicación debe ser aprovechada por el docente para desarrollar la construcción de las ideas mediante el proceso de análisis, síntesis, generalización de las nociones prácticas despojadas de definiciones inútiles o reglas.
 
         Estos conceptos deben ser elaborados por los discentes de forma consciente en un proceso lógico en el que se resolverán dudas, inquietudes y el error se aprovechará para aprender.
 
         Asimismo, se dará apertura a la lectura de textos literarios con carácter jurídico para atraer a los alumnos a la lecto-escritura y a la creatividad.
 
         Al desarrollar las actividades de lecto-escritura se deben llevar a cabo actividades antes, durante y después de la lectura. Es importantísimo el cómo, por Ejemplo:
 
         - Antes de Leer.
 
         Propósito: Activar conocimiento anterior.
         Estrategias: Hacer preguntas del título del texto, predecir lo que sucederá. Observar láminas. Además el docente puede explicar ideas o palabras necesarias para comprender la lectura. En fin despertar una actividad dialógica que motive a leer.
 
         - Mientras se Lee:
 
-         Puede iniciarse con una lectura modelo del maestro o si los alumnos saben leer pueden hacerlo ellos mismos.
-         Vigilar la atención y estar pendiente si se entiende lo leído.
-         Subrayar ideas, palabras, nombres, etc…
 
-         Después de Leer.
 
-         Comentar de que trata el texto.
-         Reflexiones sobre actitudes, hechos.
-         Volver a leer si es necesario.
-         Reconstruir el texto o crear otro nuevo a partir de él.
 
Lo expresado anteriormente, conduce a la siguiente conclusión:
 
         La enseñanza aprendizaje de la Lengua Materna ha de ser un espacio firme y seguro para encauzar las habilidades expresivas del niño. Una vía para las relaciones del niño, una vía para las relaciones sociales, mediante el uso     de la Lengua en las diversas situaciones comunicativas.
 
         En las aulas a través de esas situaciones dialógicas se desarrollarán las actividades con la participación activa de los alumnos. En esa metodología se recomienda aplicar técnicas de comparación, elaboración de juicios, conclusiones, críticas aplicados a la comprensión de los fenómenos, hechos y situaciones presentadas de manera objetiva, lúdica, según los intereses y edades de los alumnos y las alumnas.